Biografía de Psycho Bastards

Psycho Bastards comenzó con un arqueamiento de cejas y una sonrisa turbada.

José Pascual Serrano... o Mr. Satán.

José Pascual Serrano… o Mr. Satán… o Frank Zappa.

José Pascual pasaba las tardes muertas en la sala de informática de la universidad, con su flamante conexión de 50 Kbps, navegando por la absurda web. Al disponer de ciertos conocimientos informáticos avanzados para aquellos oscuros principios de milenio -aunque ahora, en el avanzado futuro, podríamos calificar dichos conocimientos de mediocres-,  disfrutaba curioseando los historiales de navegación de aquellos que habían usado los ordenadores del aula antes que él. Ahí fue cuando chocó violentamente con la inspiración necesaria para formar un grupo y alimentar las inquietudes creativas del resto de sus amigos. Uno de los links consultados en el historial decía: «Perfect chubby teen riding the monster». Su nivel de inglés era más que suficiente como para entender que ese link no le llevaría a nada bueno, ya que la sala de informática estaba abarrotada de hermosas adolescentes hablando con sus novios erasmus por chat y podían considerarle el pervertido que no era. Decidió borrar el historial, evitando consultar dicho link. Pero las palabras siguieron grabadas a fuego en su mente durante semanas, destrozando sus nervios. Tenía que abrir alguna válvula para que la presión de dicha frase no acabara por hacerle explotar, poniendo en peligro a sus seres queridos. Lo consultó con algunos de sus brillantes amigos y le aconsejaron que esa válvula debería ser creativa. Era incapaz de pintar un cuadro sobre una chubby adolescente cabalgando un monstruo, así que se inclinó por lo musical, con letras en inglés, para que sus familiares más mayores e impresionables no entendieran el mensaje de sus letras.

David Serrano

David Serrano

A parte de matar el rato en aquella sala de informática, José Pascual también gustaba de pasar el tiempo tocando con sus amigos en sus respectivos locales de ensayo. Allí podía pasar horas enteras improvisando monótonos blues o, conforme iba perfeccionando sus aptitudes técnicas, componiendo complejas líneas de bajo. Llamó a aquellos amigos y se pusieron manos a la obra. Así nació “Ride my monster” el primer tema de Psycho Bastards, alabado por la crítica y por aquellos ancianos abuelos que nunca comprendieron el verdadero sentido de aquella letra. Entre todos ellos -Pere Arnal, Alberto Mut, Jordi Moliner i David Ruíz “Yoshi”- sacaron brillo a aquella idea y crearon otras tantas de igual o mayor valor artístico. El macarrismo gratuito pero elegante era el único hilo conductor de todas sus obras. Riffs cortantes tocados con maestría por Pere, letras ácidas y cargadas de un humor que cada vez iba invadiendo a más gente a su alrededor, engrosando las filas de aquellos que podían considerar iguales o, simplemente, amigos.

IMG_1471La primera desgracia para el grupo vino pocos meses más tarde, cuando Psycho Bastards ya disponía de un repertorio bastante digno y unas versiones exquisitamente adaptadas. David Ruíz “Yoshi”  decidió abandonar el grupo para dedicar más tiempo a su gran pasión: ligar. La segunda desgracia vino poco después, cuando David Serrano decidió ingresar en el grupo para suplir la baja de Yoshi. En un principio la intención era mantener a David una temporada hasta que Yoshi hubiera conseguido el objetivo marcado, hacer el amor con más de trescientas mujeres en un año. Pero el antiguo guitarrista fue dejándolo estar y nunca pudo finalizar dicho objetivo, con lo que la estancia del guitarrista interino se alargó indefinidamente.

Moliner

Moliner

David Serrano adaptó las líneas de guitarra de su predecesor, dándole un toque personal que entusiasmaba a muchos e inquietaba a otros. Sus explosivos armónicos eran capaces de enloquecer a curtidos melenudos amantes de las experiencias extremas. Cuando fue inquirido con el fin de redactar esta biografía, el guitarrista se limitó a entrecerrar los ojos y a apagarse un cigarro en el párpado derecho, sin mover un solo músculo de la cara. Pere Arnal, más amigo de la comunicación verbal, describió el primer concierto con el nuevo guitarrista como «Una locura, tío. Una puta locura.» Frustrado ante la incapacidad descriptiva de los miembros de  la banda, el autor de esta biografía tendrá que recurrir a pegar aquí una crítica torpemente narrada de dicho concierto, publicada en la web puntodecruz.org por un seguidor de Jordi Moliner, cuya verdadera pasión es el punto de cruz extremo.

«Durante los primeros acordes todo parecía funcionar a la perfección, las melenas empezaban a atusarse, los pies golpeaban rítmicamente el suelo del garito e, incluso, alguna chica borracha trataba de iniciar un curioso ritual de baile etílico y guiños sexuales torpemente dirigidos al cantante. Entonces empezó el solo de guitarra. Mi mente quedó completamente en blanco durante unos segundos. Luego, como si de una explosión se tratara, mi cabeza fue atiborrada hasta los topes de imágenes horribles sobre el genocidio camboyano. Una granja, solitaria. Y, a su alrededor, en todas direcciones, kilómetros de fosas cubrían todo el paisaje, aislando aquella granja en la que sólo se criaba a un animal: la muerte.

Cuando todo terminó, un silencio sepulcral invadió la sala. Era un silencio que quemaba nuestros tímpanos, anhelantes de esos armónicos demoníacos como si de algo inevitablemente sexual se tratara. En el suelo, algunos melenudos se contorsionaban espasmódicamente, tratando de controlar las sacudidas y evitar rajarse con los cristales rotos, de las botellas caídas durante el trance. Uno de ellos, el mítico cantante del grupo Pedernal y Azero, mientras rascaba compulsivamente su hercúleo y desnudo pecho, gimoteaba en un rincón mientras repetía una y otra vez «hijos de puta… hijos de… puta…».

El concierto fue un éxito. Mi puntuación es de 5 dedales de oro.”

Pere Arnal

Pere Arnal

Los conciertos  se sucedieron, todos ellos dentro del circuito provincial. Tocando con amigos y para amigos. El público se mantenía fiel a los valores de Psycho Bastards, rock sin más pretensiones que las de divertir a los demás, mientras, eran ellos los que más disfrutaban. Las recompensas económicas nunca llegaron, tampoco hicieron nada por buscarlas. Los miembros del grupo le conferían un valor muy alto al simple hecho de poder ensayar entre amigos y salir ocasionalmente a actuar en algún garito en el que se respetara la dignidad del músico –sin grandes cachés, pero sin perder dinero ni partirse la espalda cargando y descargando equipo a cambio de nada-. Poco a poco, algunos de los miembros, fueron encontrando cada vez menos tiempo que poder dedicarle al proyecto Psycho Bastards y los ensayos se fueron espaciando en el tiempo cada vez más. El resto de la banda que permanecía dispuesta a continuar comprendió que resultaba inviable buscar sustitutos para aquellos que no podían acudir regularmente a su cita semanal, ya que Psycho Bastards era lo que era gracias a sus cinco componentes y creían imposible que un sustituto pudiera comprender al 100% la filosofía de Psycho Bastards. Así que el grupo se disolvió durante algunos años.

Psycho BastardsDesde 2006 hasta 2011, los miembros siguieron viéndose regularmente en otras aventuras musicales. Celebraban fiestas en las que el alcohol era el invitado de honor y conversaban durante horas sobre las vicisitudes de la experiencia musical y el rock. Con el tiempo, aquellos amigos, comprendieron que era más saludable para ellos ensayar, aunque sólo pudiera ser muy de vez en cuando, que dar por muerto un proyecto tan valioso para estabilizar sus chacras, evitando desahogarse de formas más peligrosas, como la revolución violenta contra los poderes establecidos o la fabricación de tapices utilizando sólo técnicas medievales. Sintieron la necesidad de revivir el proyecto. Entendieron que, aunque el éxito desmesurado, las fans histéricas y los viajes pagados estarían muy bien, la tensión descargada en cada ensayo, la amistad y la complicidad forjada en los ensayos era suficiente para satisfacer sus inquietudes artísticas. Algunos de ellos tenían tanto amor que repartir que decidieron seguir implicándose en otros proyectos musicales para desarrollar distintas técnicas interpretativas, pero Psycho Bastards seguía siendo un oasis de paz al que volver cuando el estrés de la vida moderna amenazaba con invadirles.

IMG_1468

Poco a poco el grupo volvió a coger forma y todos ellos pusieron en práctica los conocimientos adquiridos en las otras bandas, perfeccionando todavía más el estilo y la filosofía del grupo. Salieron temas nuevos y los miembros empezaron a sentirse cada vez más a gusto dentro de Psycho Bastards y, como ocurre siempre, volvieron a concebir la necesidad de compartir con el resto del mundo todo lo que habían aprendido a base de años de práctica y curiosidad musical.

Alberto

Alberto

Y en esas están ahora. Iniciando un 2014, con repertorio pulido y completo, con intención de grabar los temas antiguos y nuevos, con afán creativo pero con los pies sobre la tierra. Dándole el valor que se merece al simple hecho de tener un punto de referencia del que partir, algo que siempre está ahí y que va evolucionando con calma y sin pretensiones. Algo que, aunque el resto del mundo pueda pudrirse poco a poco y caer en intensas depresiones socio-económicas, Psycho Bastards siempre continuará inviolable, como el más terapéutico de los hobbies.

Advertisements

Infantilismo

Tags

, , ,

Hace unos días, en una colaboración en otro blog, comentaba que algunos, gracias a la perspectiva que nos da el tiempo, vamos adquiriendo una sabiduría auto conservadora imprescindible para seguir con vida. No mucho, sólo lo justo para no probar a bebernos el contenido de las botellas que guardamos debajo del fregadero y mantenernos con vida un poco más de tiempo. Poco a poco vamos siendo más juiciosos en nuestros actos y nos apartamos de todo aquello que sabemos que no nos conviene. Decía que sólo los papas y los moteros eran incapaces de madurar y dejar de lado ese infantilismo tan incompatible con la vida en sociedad y el trabajo duro. Pero claro, ¿quién va a decirle al papa o a un motero que está comportándose como un puto crío? Siempre me ha fascinado la gente que se considera con autoridad suficiente como para pausar la vida del resto del mundo. Sí, todos lo hacemos inconscientemente en alguna fiesta cuando hemos tomado unas cervezas, pero centrar tu vida y tu imagen en detener conversaciones ajenas… es realmente valiente.

Al igual que en la mayoría de casos, toda la filosofía que gobierna mi espíritu no es más que una interpretación personal y poco original de obras de otros que son más sabios que yo. Unos leen a TrevijanoZapatero o Orwell para poder comprender cuáles son las verdades ocultas que rigen nuestro presente y nuestro pasado. Yo también lo he intentado… pero encuentro muchísima más sabiduría en un capítulo de South Park que en todo el libraco de Zapatero. Sí, leí las 5610 posiciones del ebook de Zapatero… eso equivale a un Tiempos Interesantes de Terry Pratchett. Cinco mil seiscientas diez posiciones de Rodríguez Zapatero insistiendo en que no le quedaban más huevos y, por muy poco que te convenza, acabas llegando a la conclusión de que el pobre hombre fue arrollado por el peso de la macroeconomía, evidenciando así lo que todos sospechábamos: estamos dirigidos por peleles e inútiles. Eso puede resultar tranquilizador hasta cierto punto, ya que te puede generar la ilusión de que aquellos que realmente gobiernan detrás del telón tienen un poco más de sentido común que los tontainas que aparecen todos los días a dar la cara.

Elpidio José Silva

El juez Elpidio José Silva en plan picarón.

La semana pasada fuimos bombardeados con información sobre los correos electrónicos de Blesa. Por lo visto, el pobre señor tenía que comérselas de tres en tres, mientras otros cinco hacían corro a su alrededor esperando turno, manteniéndosela morcillona a base de golpecitos en la frente y la nuca -a esto se le llama, licencia artística-. Aunque lo más impactante del asunto es ver la claridad con la que la gente poderosa manipula y coacciona a su antojo, colocando en puestos de poder a gente que seguirá sus órdenes, inflando precios de obras de arte de bazar chino o, directamente, trampeando con el tema urbanístico. Por supuesto, el único que ha salido inmediatamente jodido por todo esto es un juez que, la verdad, habla como si estuviera en una película mala de espías, pero eso no le quita mérito. Es un ejemplo claro sobre la corrupción que inunda a las instituciones de todas partes. Pero también es una muestra de lo chapucera que es la gente poderosa. Descuidados, arrogantes, tontos del culo y con ese yo quiero tan infantil que sorprende lo bien que les van las cosas. Y, detrás de ellos… nada, absolutamente nada.

Miguel Blesa

Miguel Blesa, alias “La Cicciolina de Caja Madrid“.

Alan Moore, brillante guionista de cómics y mago -algún día hablaremos de la magia del caos como se merece-, ha llegado a realizar trabajos de investigación por encargo para luego plasmarlo en cómics. Una vez recibió el encargo de investigar sobre qué era lo que se escondía detrás de los dirigentes mediáticos, quiénes dirigían el cotarro en realidad. Ésto es lo que concluyó:

1185665043_f

Novia de Alan Moore

Podéis creer o no a este hombre con barba y pintas de vagabundo loco. Pero es fácil entender que nuestros dirigentes nunca han sido los más brillantes del insti, eran aquellos que sabían reducir los temas importantes a pequeñas y brillantes bolitas de demagogia populista, para que el gran público pudiera digerirlas sin necesidad de indagar más en dichos temas. Para ser abanderado de un ideal, no es necesario comprenderlo.

Corea del Norte, la belleza del autoritarismo. Desde lejos.

Tags

, , , , , ,

     Hace poco más de dos años murió el alegre Kim Jong-il, abriendo así las puertas a las nuevas y relajadas aventuras de su hijo, Kim Jong-un, el niño rollizo con cara de tonto. Aquél que se cargó a su tío por ir de putas y a su exnovia por, según la ley norcoreana, bailar como una puta -aunque después, lo de la novia, se desmintió con unas fotos de ella trabajando en un almacén de naranjas-.

     Las imágenes del entierro del padre, recorrieron todo el planeta. Pudimos observar el extraño comportamiento de aquellos que debían mostrar un luto creíble y que, debido a su cultura reservada y a la represión política, no acostumbran a mostrar sus sentimientos en público. De hecho se podría decir que, más que un luto, lo que presenciábamos en aquellas exequias era la deducción del pueblo coreano sobre cómo debe afrontarse el luto de alguien que realmente te importa. Es sencillo, vas improvisando hasta que coordinas tus acciones con las de la masa que te acompaña y, entonces, te dejas arrastrar por la corriente. Aunque, estoy seguro, el lavado de cerebro continuo habrá hecho que muchas de esas lágrimas fueran más que sinceras.

     Esto es lo que pasó:

     Y esto es lo que cualquier occidental vio:

Kim Jong-un, siempre rollizo.

Kim Jong-un, siempre rollizo.

     Kang Chol-Hwan, en su libro Los acuarios de Pyongyang, cuenta la experiencia de primera mano de alguien que vivió y creció en Corea del Norte. Explica cómo es vivir en un lugar en el que la propaganda, el militarismo y la traición están a la orden del día y hasta qué punto puede llegar a normalizarse una situación extrema cuando se tiene que vivir con ella. Los niños de Corea aceptan sin rechistar conceptos como la gloria del caído en batalla, los himnos repetitivos alabando las virtudes de su dirigente… al igual que nuestros niños dan por sentado que el «Jesusito de mi vida es niño como yo, por eso le quiero tanto que le doy mi corazón. Suyo es, mío no», sin inquietarnos lo más mínimo al ver a nuestros hijos renunciando tan fácilmente a su órgano vital, regalándoselo a un señor con barba, melena y los huevos peludísimos. Eso sí, se lo dan al Jesús de cuando era niño, por si no resultaba bastante desconcertante. Kang Chol-Hwan, decíamos, señala que nadie creía en la divinidad de sus dirigentes, pero aceptaban la palabrería con la cabeza gacha y la tranquilidad de que, si no transgreden ninguna de las cambiantes normas que gobiernan su vida, podrán llevar una vida sencilla y feliz. Dicha sumisión continua, lleva a los ciudadanos a un estado letárgico muy oportuno para conservar dicho sistema político, eso está clarísimo, pero lo que a mí me interesa es la belleza involuntaria que hay escondida detrás de tanta opresión.

article-0-1B1A20EA000005DC-778_964x654

El París chino. Sólo lo utilizan algunas parejas para ir a hacerse la foto de bodas, como la ermita de mi pueblo.

     Algún día me gustaría escribir un post sobre las ciudades fantasma de China, tema que me va a llevar un tiempo llegar a comprender por completo. Por lo visto, entre cientos de irregularidades muy jodidas, a China le interesa mucho construir ciudades para después abandonarlas, dejándolas totalmente vacías, ya que su sistema económico se ve más beneficiado por la construcción que por la venta en sí. Es algo así como una burbuja inmobiliaria pero con una consciencia y a unos niveles alucinantes. Imaginad pasar días enteros en esas ciudades vacías, paseando por calles totalmente vacías, pudiendo entrar en cualquier edificio y recorrer escaleras que llevan a plantas perfectamente compartimentadas, pero sin muebles ni decoración. En Corea podrías disfrutar de eso y más, con ese toque de misterio añadido en el que sabes que en cada ventana hay alguien observándote. Si consigues salir a dar una vuelta, serás el único turista de todo Piongyang -una ciudad con los mismos habitantes que Madrid, pero una densidad de población cien veces inferior-, paseando por unas calles totalmente vacías y oscuras por la noche.

El país destacado que está a oscuras se supone que es Corea del Norte... y la verdad es que me lo creo.

El país destacado que está a oscuras se supone que es Corea del Norte… y la verdad es que me lo creo.

     Guy Delisle es un autor de cómic conocido, principalmente, por haber narrado sus viajes a países desconocidos para la gran mayoría. En su obra “Pyongyang, cuenta que, debido a un trabajo como director de animación, tuvo que desplazarse durante unos meses en aquel inquietante país. A todo visitante le asignan un guía y un traductor que le siguen a todas partes, no está permitido salir del hotel sin la comitiva y los taxis no te recogen si estás solo. De hecho, en el caso de que consiguieras librarte de ese muro de amabilidad oriental, negándote cualquier improvisación, al cabo de un tiempo aparecería el guía disculpándose por haberte perdido y proponiéndote , cortésmente, que volváis al hotel. Ese es el momento en el que comprenderás que te están ocultando una realidad muy desagradable, pero no reunirás el valor suficiente para volver a escapar, reunir toda la información que puedas y destapar las atrocidades que han estado intentando ocultarte. Tenemos miedo. El valor que nos han vendido en televisión, aquel en el que las balas siempre rozan al héroe sin matarlo, es tan absurdamente temerario que te hace desistir ante cualquier acto de rebeldía menor, como colar por la aduana una cámara de fotos y un paquetito de toallitas húmedas metidos en el recto y fotografiar las barbaridades que veas en Corea, después de darle un repaso a la cámara con las toallitas. Crees que cualquier pequeña desobediencia puede conllevar un castigo insoportable. Puede que tengas razón, así que dejarás de interesarte por aquello que oculte el gobierno norcoreano e intentarás centrarte en lo que tienes delante: un baile de marionetas orquestado con tanta profesionalidad y dedicación que dudarás de su propia falsedad aunque, gracias a la inocencia de un país tan aislado tecnológicamente, las pruebas de ello estén tan a la vista.

Kim Jong-il, en su papel en Team América.

Kim Jong-il, en su papel en Team América.

   

Hipsters: los odiarás, pero su ropa te parecerá... ¿Bonita.?

Hipsters: los odiarás, pero su ropa te parecerá… ¿Bonita.?

 Son varios los periodistas que, con más o menos éxito, han logrado documentar lo que sucede en Corea del Norte, aunque yo siempre preferiré a los de Vice. Su rollo hipster a veces me echa para atrás sin tener muy claro el porqué de tanto odio. Vice movilizó a políticos estadounidenses y a los propios Globetrotters –esos que hacen gracia jugando al baloncesto, como con mucha broma y malabares- para celebrar un partido amistoso contra Corea del Norte con tintes reconciliadores. El reportero viajó como un jugador más y grabó todo aquello que le el gobierno le permitiera grabar. El gobierno Coreano puso en marcha una complejísima combinación de ciudadanos y funcionarios formados para actuar en una gran mentira, construcciones deslumbrantes para sostener una idea de progreso desmesurado y una ruta turística inflexible, sobrecargada de ejemplos de un estado del bienestar distorsionado e incomprensible, como autopistas de cinco carriles totalmente vacías o estatuas de dirigentes gordos.

     Éste es el resumen de un documental más extenso e impactante. Un aula informática a rebosar, con un equipo que a primera vista parece más que adecuado, pero con unos usuarios que claramente no saben qué hacer con el teclado o el ratón; alguien mirando la página principal del buscador Google, clickeando se dedica a cliquear sin ningún sentido en el extremo inferior de la pantalla. Gente que ha sido formada con el único propósito de componer una enorme falsedad, cuya magnitud no alcanzaremos a ver en la vida. ¿Dónde vive esa gente cuando no dedica su tiempo a esta comedia? ¿En qué trabaja? ¿Cuál es su verdadera utilidad? Imagino que les habrán traído pocos días antes, les habrán adecentado con ropas limpias y un baño frío y les habrán obligado a actuar. También puede que no estén actuando, que realmente crean que están comenzando un importante curso de informática y les han pedido que posen para unas fotografías profesionales ante los amables americanos que han regalado el equipamiento, para luego ser abandonados en pueblos fangosos y derruidos.

     El “uff del reportero lo dice todo.

A Través del Centeno

Tags

, ,

“A través del centeno, pobre chica. 
A través del centeno, arrastraba las enaguas.
A través del centeno.”

Holden Caulfield

A través del barro y del centeno nos arrastramos, y esta vez nadie nos atrapará si nos da por jugar cerca del precipicio. Nuestro guardián está a otras cosas.

Estamos solos, tan solos como podamos estar aquí en un mundo en el que tu teléfono le dice a los ordenadores de tus colegas, cuántos kilómetros has corrido, en qué dirección lo has hecho y cuando hectolitros de sudor has sacado de los calzoncillos al quitártelos.

Lo peor de todo es que no somos Rambo en Acorralado, ni Ripley en Aliens, ni siquiera somos Ben Stiller en Zoolander. Somos Houlden Caulfield dando tumbos como idiotas sin saber muy bien dónde vamos ni qué coño queremos.

Nos expulsamos a nosotros mismos de la escuela preparatoria Pencey. Y menos mal, porque el director, un gallego bajito, con bigote y mala ostia, nos sometía a una disciplina demasiado rígida, estricta, ciega y peligrosa. Con un poco de suerte y algo de encaje de bolillos, conseguimos salir de aquella mierda de “escuela” que duró 40 años.

Holden Caulfield

Holden Caulfield

Resulta que teníamos pocas opciones. Por un lado teníamos a nuestro nuevo amigo Stradlater. Un tipo joven, fuertote, deportista, a la última, sexy, recién llegado del exilio, con ideas frescas, renovador. El no-va-más del molar. Y claro, ¿Quién se resiste a un tipo así? Nadie. Nos fuimos a dormir a su habitación, porque queríamos estar cerca de él, le dimos el mando de nuestras vidas, porque era lo que teníamos que hacer en aquel momento. Con el roce, uno se va conociendo, y salen las cosas. Al final nos dimos cuenta de que era un idiota. Muy moderno y guapo, pero un idiota.

¿Teníamos otra opción? Pues claro que sí. Nos fuimos a llorar a la habitación de nuestro otro amigo. Ackley era el tipo raro, con granos, feo, que ni siquiera nos parecía divertido, más bien todo lo contrario. Un tipo del que no te puedes fiar, porque es un tipo que disfrutaba de aquella escuela asquerosa que nos estuvo jodiendo tanto tiempo y que además era un pelota con el director. Era un tipo que tenía una habitación cerrada, con tufo a sacristía, un tipo al que acabamos aborreciendo. Era incluso más gilipollas que Stradlater.

Tal vez lo peor fue enterarnos que los dos se llevaban demasiado bien a nuestras espaldas.

Por si todo esto fuera poco, somos unos tipos de lo más raro, y es difícil que nos acepten, pues tenemos el lado derecho de la cabeza lleno de canas prematuras, y eso nos hace parecer más viejos de lo que somos. Así que, para tapar un poco las vergüenzas, nos compramos una gorra roja de cazador, con la visera bien larga. Con semejante corona, nadie se fijará en las canas.

¿Y entonces? Pues entonces nos subimos a un tren solitario a las tantas de la madrugada, de camino a casa, a buscarnos algo mejor. En ese tren nos encontramos con la madre de nuestro amigo Ernie. Ernie es un gilipollas, un tipo con acento extranjero cerrado, un tipo de fuera, que disfruta de los pretzels, los strudels y de decirnos lo que tenemos que hacer, cuándo hacerlo y cómo hacerlo. Ernie es el tipo de persona que cuando te dice: ¡Salta!, espera una respuesta tipo: ¿A qué altura? Ernie lleva unos años jodiéndonos, apretándonos las clavijas, y robándonos una buena parte del dinero del almuerzo. Sin embargo, cuando su madre nos pregunta por él, estamos encantados de haberlo conocido y nos parece una persona maravillosa y genial. Es más si pudiésemos nos iríamos a vivir a su habitación (muchos ya lo hacen).

Y ahora, ya en casa, nos encontramos que estamos desnudos y tiritando en una habitación de un motel asqueroso, con Sunny y su chulo (que a ratos es Stradlater, y a ratos Ackley) que nos han estafado, nos han sablado la poca pasta que nos quedaba y nos ha humillado, dándonos un puñetazo en la barriga y largándose sin dignarse a echar un polvo de mierda con nosotros (que encima, seguimos pagando).

Y para colmo ahora me entran ganas de disparar a Reagan…

Jaume Vicent

http://excentrya.blogspot.com.es/

Aside

Cultura corrosiva.

Después de probar wordpress y blogger y, de paso, leerme las condiciones de uso de los dos servidores, he decidido quedarme con wordpress, menos intuitivo pero con unas condiciones de privacidad menos fascistas. Por lo visto, google puede vender mi alma para ser usada en rituales zulú… y a wordpress le cuesta un poquito más hacer eso. Así que pegaré aquí los dos únicos posts que publiqué hace poco en blogger.

Por mucho que nuestro entorno se empeñe en hacernos creer que sólo existe una manera de hacer las cosas, la que diga la televisión, todos somos conscientes de que seguimos rodeados por una barbaridad de culturas de lo más hermosas y variopintas. Por supuesto, con la globalización y tal, cada vez es más complicado conservar la identidad cultural que lleva años imperando en pequeñas regiones o países ajenos a nuestro mundo.

Belleza Albano-kosovar + photoshop

Fijémonos en este exquisito modelo de relojes-brújula, un anacronismo inquietante en una fotografía que abusa de la tecnología más puntera. Él es la razón por la que hago el blog. Todo este blog estará dedicado a él en todos los sentidos.

David Jiménez, en su libro El lugar más feliz del mundo, más que recomendable, cuenta la historia de cómo, en junio del ’99, la televisión llegó a Bután. Según cuenta Jiménez, el rey Jigme Singye Wangchuck“decidió regalar a sus súbditos una ventana al mundo del que lo desconocían casi todo. La gente corría por las calles llevando a cuestas televisores importados de la India, tipos vestidos con el tradicional batín local trataban de instalar antenas en los tejados.”. Dejando de lado la verdadera bondad de dicha acción y de su índice de felicidad interna bruta, prefiero centrarme en lo que realmente me llamó la atención: el cambio que supuso para el pueblo butanés.

He visto invitaciones de bodas gitanas con menos colorido que esta foto.

He visto invitaciones de bodas gitanas con menos colorido que esta foto.

Los butaneses también empezaron a sentir una necesidad de democratizar su sociedad, abandonaron la inefectiva medicina tradicional y abrazaron los avances científicos de los últimos cientos de años. Su rey abdicó en 2006, cediendo su trono, “despojado de poderes absolutos a su hijo Jigme Khesar Namgyal”. Una vez más, las bondades de dicha democratización dependen de cada uno.Al igual que en el precioso Bután, corrompido por la corrosiva cultura occidental, los protagonistas de alguna de estas fotografías, forman parte de una cultura invadida por las tecnologías y el acceso a la información inmediata en una sociedad opaca y poco permisiva. En otras fotos, sólo podemos entrecerrar los ojos y reflexionar sobre la

Botas picudas: violación sangrienta y aparatosa al sentido común...

Botas picudas: violación sangrienta y aparatosa al sentido común…

estupidez humana y hasta qué punto uno mismo ha cargado con tanta tontería. Es una generación que ha asumido a su manera la introducción de las tecnologías en sus vidas, reinterpretando aquello que es “guay” o “molón” hasta que encaja en sus extrañas vidas, incomprensibles para los avanzadísimos e inteligentísimos occidentales. Ya violamos Japón hace un tiempo, ahora vamos a por el resto del mundo. Mantendremos resquicios de sus estúpidas culturas manteniendo sucedáneos de platos tradicionales en los Mc Donalds que endosemos en sus ciudades: Mc Gazpacho, Mc Kartoffelsalat, Mc Carpaccio…

Estas fotos las titularemos "Uffff"

Estas fotos las titularemos “Uffff”

Es importante tener en cuenta que no siempre es la fusión de culturas la culpable de esos esperpentos. Sin querer invadir el terreno de mi novia, licenciada en Filosofía con un Mástar en Estilismo, más cualificada para valorar este tipo de modas, sólo me atreveré a suponer que este tipo de cosas sólo pueden ser debidas a una necesidad de afianzar la identidad propia en un mundo globalizado; una mala interpretación de las normas básicas de estética dominantes en Internet; o, simplemente, que siempre habrá tontos en todas partes, incluso en los países lejanos de fantasía.

 

Para terminar os dejo el resto de fotos de este crack y el link a la fuente: finofilipino.org

Dios de la vacuidad intelectual.

Dios de la vacuidad intelectual.

Puto crack

Balki Bartokomous

Balki Bartokomous

También considero imprescindible dejar esto aquí. Guardado. Para futuras generaciones:

Wert y el mal

Tags

, , , ,

Voy a pasar de puntillas sobre temas más banales como la ley Wert -no tiene absolutamente nada que ver con educación y, aquel que la propugne es alguien que considera que la ideología está por encima de la formación crítica y reflexiva-. No tengo mucha idea sobre el tema y mi opinión no es más que el típico batiburrillo de obviedades que escucho de los medios de comunicación y gente muy enfadada en los bares. Al no ser educador, ni estudiante, ni padre… es lo que hay. También diré que los distintos sistemas Dibujoeducativos que se han puesto en práctica en este país me parecen una bazofia en muchos sentidos y ahora, más que nunca, deberíamos derrumbar las bases que soportan todo el sistema -en especial la educación- y replantearnos cuáles son nuestros objetivos y comprender que los caminos que usamos para llegar son obscenos. No tengo ninguna respuesta, pero no creo que haga ningún daño a la sociedad estudiar más a fondo sus problemas reales. Pero todo eso también es un montón de chorradas idealistas que me han metido en la cabeza algunos pensadores fumetas y charlatanes. Además de que este tipo de reflexiones pueden llegar a hacer que nos explote la cabeza si no vamos debidamente borrachos. 

Con la luz adecuado y un sombrero que nos tape la calva, todos somos dioses del sexo. Joder, hasta yo me lo tiraba.

Con la luz adecuado y un sombrero que nos tape la calva, todos somos geishas.

No soy un experto en la materia y, aun sin buscarlo mucho, puedo ver que, por todas partes, van desarrollándose miles de estudios sobre cómo mejorar nuestra sociedad. En educación se han planteado interesantísimas teorías que, en muchos casos, se han puesto en práctica en mayor o menor magnitud, con resultados óptimos. No es una cuestión de coste, sino de calidad de la educación. La aplicación de proyectos educativos como la Filosofía para Niños, han confirmado que una educación más participativa y reflexiva es más útil que una que recompense la memorización pura.

Gracias una vez más, internet.

Gracias una vez más, Internet. Buscar imágenes geishas para acompañar este artículo y encontrar esto. ¿Cómo puede haber gente que diga que Internet no nos hará mejor persona?

Aunque puede que esta reflexión sólo sea una suma de un patético resquemor por mis fracasos académicos y la necesidad de culpar a cualquier otro de mis propios errores.

Por mi afán de descubrir y acumular conocimiento mierder, me tragué esta aburridísima entrevista entera. El tema me hizo reflexionar en qué tipo de responsabilidad tendría el propio ministro Wert sobre la imagen que tenemos formada sobre él. Es decir, ¿no serán los medios de comunicación, expertos en marear la perdiz, los culpables de generar esa actitud chulesca y gilipollas que tanto percibimos? Pude ver claramente cómo la presentadora insiste una y otra vez en que el hombre meta en el ajo a Zapatero, pero él prefiere utilizar la técnica del caballero y explica la situación la anulación de la aplicación retroactiva de la doctrina Parot. Aquí el corte:

file-172169-1-1-300xXx80Ella insistía, y presionaba, pero él intentaba mantenerse alejado de la polémica demagoga e intentar entrar en el debate real, que la transición fue una chapuza de mil pares de cojones. Con las prisas, pasaron de redactar un nuevo código penal. Cogieron el que ya existía y eliminaron lo que más cantaba, como la pena de muerte o los presos políticos. Añadieron descuentos penitenciarios para que aquellos condenados a cientos de años -principalmente manifestantes y agitadores sociales con alguna condena difícil de amnistiar- pudieran salir lo antes posible de las abarrotadas cárceles.

Aunque también puede tratarse de algún tipo de acuerdo con una cadena de televisión servil y rastrera. Algo así como “Vamos a intentar lavar mi imagen. Vosotros mentad a Zapatero y yo me haré el conciliador”. Pero esto no cuadra mucho con los motivos por los que, según él, tuvo que pensarse hace unos años en parches como la Doctrina Parot.

Susanna Griso, casi un año antes, dijo que “Wert es un provocador nato que está encantado de actuar de pirómano”, acabó demostrando que ella es la única pirómana en la entrevista. Wert supo controlarse, así que no quedó más remedio que falsear la impresión que daría Wert en aquella entrevista, descontextualizando  su mensaje.

Para que quede claro:

Si no puedes fardar siendo ministro, sólo te queda hacerte estrella del rock.

Si no puedes fardar siendo ministro, sólo te queda hacerte estrella del rock.

Estoy en contra de aquello que representa Wert, su gente no debería existir en una sociedad equilibrada y democrática. Aquellos que dedican su vida a vagabundear entre la empresa privada y la pública, disfrutando de inmunidad política y beneficiando con dinero de todos nosotros a sus amigotes, delincuentes y fachas de rancio abolengo, sólo contribuyen a poner trabas al desarrollo social. No creo que haya nada destacable en un ser humano así, excepto su capacidad para respetar sus propios argumentos, esquivando la paja. para centrarse en toda la profundidad de su mensaje con análisis exhaustivo sobre el tema. Un mensaje de mierda, sí, pero transmitido con más inteligencia de la que le atribuyen los medios. Es un pésimo ministro de educación, pero no por ello tiene que hablar como un Miguel Ángel Rodríguez cualquiera.

Siempre habrá unos pocos que necesiten profundizar en los temas, pero la mayoría -yo incluído- prefiere sentarse en su gordo culo y escuchar cómo los medios tradicionales fortalecen nuestra cómoda ideología a base de demagogia, morbo y publicidad cada vez menos encubierta. Y tetas, por favor, que haya tetas.

Monarquía anal (de anales).

 El 8 de noviembre de 1948, Juan Carlos de Borbón llegó a España. Las malas lenguas dicen que se trataba de una estrategia de Alfonso XIII para asegurar la continuidad de la monarquía, en manos de la casa de Borbón, una vez muriera Franco. El dictador acogió a Juan Carlos y le educó como sucesor.

Y esto, está documentadísimo:

 

Al que no le haya venido la palabra infrahumano a la cabeza, que tire la primera piedra.

Al que no le haya venido la palabra infrahumano
a la cabeza, que tire la primera piedra.

El 22 de noviembre de 1975, dos días después de la muerte de Franco, Juan Carlos fue proclamado rey de España, a lo que luego siguió la parafernalia cristiana rancia e incomprensible como la misa del espíritu santo. Si le echáis un vistazo a dicha misa, compartiréis mi teoría sobre los ritualistas, religiosos o no, que en realidad son gente con un trastorno obsesivo-compulsivo, tan ofuscada en plegar la servilleta con la que limpian el cáliz de una forma intachable que no se detiene a recapacitar sobre el significado de esos actos repetitivos y vacíos.


Supongo que Juan Carlos I sólo sentía atracción hacia la corona para beneficiarse de las comodidades y las riquezas que venían con el cargo. Puede que esté equivocado y que se trate de uno de los pocos hombres intachables que ha pisado este planeta, aunque también es posible que, simplemente, sea tonto del culo, sólo hay que ver a su abuelo… de ahí no podía salir nada bueno. 

Gracias a las dinastías, la ciencia ha podido desarrollar interesantísimas teorías acerca de la depresión endogámica, que podría describirse brevemente como la escasez de vigor, viabilidad genética y fecundidad, en un individuo fruto del acoplamiento de progenitores estrechamente relacionados.

 

Definiremos este rostro como "bobalicón"

Definiremos este rostro como “bobalicón”

La pereza, innata en el ser humano, acrecentada por la debilidad y tontería típica de los hijos del incesto, hicieron que el rey Juan Carlos I accediera a delegar parte de sus responsabilidades a una gran variedad de tontacos que revoloteaban alrededor del monarca, esperando saquear disimuladamente las arcas públicas. La transición no nos importa, tampoco la posibilidad de que el golpe de estado sólo fuera una campaña de lavado de cara monárquica y gubernamental, aquí la única pregunta que importa es ésta: ¿Cómo se puede ser tan gilipollas y perezoso como para renunciar a la posibilidad de colaborar para crear un país más justo a cambio de una jubilación anticipada? Ya sabemos que es muy difícil encontrar a dirigentes consecuentes y trabajadores en el mundo, y menos si sus cargos son vitalicios y hereditarios. El pueblo debería decretar obligatorio escupir en la cara de alguien como el rey, un ahijado de Franco que comprendió que asumiendo un papel meramente simbólico le sobraba. Para que él y todos los suyos vivieran de una forma holgada durante las próximas generaciones, a costa de impuestos, constituciones redactadas con prisas y un populacho complaciente y abotargado.

 No hay nada peor que alguien muy inferior a la media, en todos los aspectos, ocupando una posición relevante en la sociedad, sin ningún merecimiento, que, aún habiendo recibido una formación exquisita, en lugar de dedicar su tiempo libre al estudio y la erudición, invierte su vida en cazar elefantes, follar con vedettes y hacer la vista gorda ante la corrupción que pudre este país.


Terminaré dejándoos aquí el documental que todos habréis visto ya, porque sois tan listos, jodidos… que sois unos listos. Este es el vídeo que incita a pensar este tipo de chorradas.

 

 

 

 

 

 

 

 

Revolución underground

Tags

, , , , ,

Esta tarde, mientras llegaba tarde a tomar mi café de las 15:30 al que siempre intento llegar a las 15:10 para pasar veinte minutitos leyendo chorradas en el Kindle, he visto dos coches incinerados justo a dos calles de la mía. En estos momentos, siendo las 2:30 de la madrugada, las calles retumban con sonidos que tiendo a identificar como momentos en los que alguien está cometiendo un crimen y la policía tiene que actuar inmediatamente. Por circunstancias de la vida paso muchas más noches despierto que probablemente el 5% de la población. Seguro que si descartamos a los yonkis, asesinos, mafiosos, prostitutas y DJs (¿acabo de poner a los DJs en el mismo saco sin pensarlo?) podemos bajarlo al 2%.

2013-12-11 15.47.05Vivo en una ciudad de esas tranquilas, en las que puedes pasear a las 4 de la madrugada por las calles deslumbrantes por las miles de farolas sin ser víctima de un crimen. No hay prácticamente asesinatos ni escándalos destacados y eso hace que le cojas mucho cariño cuando te toca patearte de madrugada media ciudad, helándote de frío y mareado por las cervezas que no estás acostumbrado a tomar hasta tan tarde. Así que es bastante normal que nos impresionemos cuando vemos dos coches incinerados en la calle o vemos desde la ventana a cinco policías hablando en voz baja y organizando la inspección ocular de todos los vehículos de mi calle. Esto también es cierto, y supongo que estarían buscando a algún chaval que habría meado en un garaje pero, al no estar acostumbrado, me marca con más fuerza.

2013-12-11 15.47.18Se podría decir que, en el tema de la delincuencia nocturna, soy un erudito. Gracias a la autoridad que me confiere la reflexión profunda y una posición privilegiada para observar los hechos desde mi ventana durante mis noches en vela, soy el más indicado para sentenciar que, en breve, comenzará una revolución de las que acaban en guerra civil. Puede que dudéis, no os lo aconsejo, mi inteligencia es extraordinaria, tanto que me hizo evitar hipotecarme durante el boom inmobiliario. Los envidiosos dirán que el verdadero freno a mi afán consumista es mi cuenta corriente a cero, que soy el equivalente a Michael Jackson en la tienda esa rara pero en cutre. Son todos idiotas.

2013-12-11 15.47.39Por las noches se está gestando la lucha armada en forma de pequeñas revueltas localizadas en ciudades poco importantes estratégicamente.  Los jóvenes están explotanto aisladamente, quemando coches o meando en garajes. Pero cada vez esas explosiones serán más grandes y chocarán contra otras ondas expansivas de mala ostia. Ahora ese germen está madurando pero terminará por nacer en forma de oposición meditada y sólida al sistema actual. Los menos jóvenes nos uniremos poco después a esa batalla cuando veamos que la cosa va en serio. Comenzará la guerra. Ellos en un lado, nosotros en el nuestro. Ellos serán menos, incluso perderán el apoyo de las fuerzas de seguridad del estado, gracias a algo tan poco honorable como la pérdida de poder adquisitivo. La policía dejará de cargar contra los manifestantes, girará y atacará a los verdaderos antisistema: una ruidosa minoría de empresarios corruptos, políticos deshonestos y religiosos ambiciosos.

Caerán.

Con pocas víctimas. Cuando los poderosos comprueben que, en todo el planeta está extendiéndose el virus de la lógica y la igualdad, bajarán la cabeza y soportarán estoicamente el castigo que la sociedad, justamente y sin ensañamiento. Una vez superada su simbólica condena serán reintegrados en la sociedad y utilizados como mano de obra esclava para reflotar el imperio de la razón. Mi imperio. Seré considerado su dios.

Sólo unos pocos elegidos podrán ser dignos de recibir y comprender mi sabiduría. Ocuparé un rancho abandonado en la ciudad de Wako, Texas y actualizaré las enseñanzas del excelso David Koresh, iluminado que glorificó a la iglesia de los Davidianos. Me rodearé de discípulos ávidos de conocimientos y practicaré el sexo libre mientras adoctrino concienzudamente sus abotargadas mentes. Eso sí, no descuidaré mis obligaciones con Internet ni mis necesidades hedonistas.

Tiene que ser eso, sí. Porque pensar que los jóvenes no se están levantando en armas contra las injusticias que nos rodean es de recelosos y malpensados. Y yo soy muy de pensar bien.

Dentro de Wikileaks, pero con ganas de salirse.

Daniel Domscheit-Berg es -según él-, uno de los más importantes colaboradores de la web de filtraciones Wikileaks. En su libro, Dentro de Wikileaks, asegura que una de las razones por las que decidió abandonar Wikileaks fue el chasco que se llevó al comprobar que el populacho siempre sentirá más atracción por el morbo y la simplicidad, que por la información que nos haga reflexionar en profundidad, pataleando en los cimientos que sostienen toda nuestra idología. 

http://www.htzcomic.com/2013/10/02/snowden-again/

HTZ (link en la foto)

Esta viñeta ilustra perfectamente un concepto que lleva tiempo calentándome la cabeza: la impasibilidad de las masas y su necesidad de ser manipuladas.

A diario presenciamos decenas de ejemplos sobre el tipo de injusticias a las que nuestros personajes de ficción favoritos hacen frente a diario. Contemplamos impasibles cómo esos malos de película se salen con la suya casi siempre.

Algo tan importante como que Estados Unidos esté espiando, sin ningún lugar a dudas, al resto del planeta debería de derrocar gobiernos e iniciar encarnizadas disputas diplomáticas. El hecho de que utilicen drones para bombardear una ciudad pakistaní elegida al azar, tampoco parece indignar lo suficiente al resto del planeta. Lo único que alienta los levantamientos populares, por lo visto, son gilipolleces como diferencias étnicas, religiosas o, simplemente, la mala aprendida.

 

Daniel Domscheit-Berg y el tío del pelo blanco

Daniel Domscheit-Berg y el tío del pelo blanco

Daniel Domscheit-Berg, en su libro dentro de Wikileaks, explica de una forma técnica y creíble, el funcionamiento de la web de filtraciones. Al describir cómo procesaban la información que recibían de las fuentes anónimas, menciona que una de sus prioridades era la protección de las fuentes y aquellos implicados que no eran relevantes para el entendimiento de dicha información, la honradez de su censura sólo la conocerán ellos, no tengo información para juzgarles. Revisaban la documentación, censuraban la información sensible y lo publicaban para que el mundo pudiera analizar la información y tomar las medidas oportunas. El problema es que al mundo le apetecía bien poco estudiar dicha información, y Wikileaks tampoco disponía de medios para cribar la información que iban recibiendo.

wall103Más tarde, cuando tuvieron que recurrir a varios medios de comunicación tradicionales para analizar la información que recibían en Wikileaks, lo hicieron con la intención de que (siempre según el propio Daniel) un grupo de expertos periodistas seleccionados por los más importantes periódicos, pudiera dar a conocer dicha información al público en general de una forma más estudiada y profesional. Sin avasallar al público con millones de datos irrelevantes y confusos, yendo al grano, centrándose en lo que la sociedad realmente necesitaba conocer para tomar una decisión una vez conocido el erróneo comportamiento de sus gobiernos.

Se publicaron atrocidades que llegaron a conmocionar al mundo durante una temporada. Uno de los videos que más repercusión tuvo fue uno llamado daño colateral y a muchos nos hizo pensar que, por fin, el mundo iba a levantarse en contra los tiranos que permitían este tipo de salvajadas. Pero todo se normalizó, la gente perdió interés y Bradley Manning fue condenado a una barbaridad de años por haber denunciado aquello que absolutamente todos entendimos como un delito flagrante. Daniel Domscheit-Berg se fijó en ese comportamiento y explicó: “Hay que concentrarse en los temas y contenidos realmente importantes, así como no dejarse confundir por los reportajes a todo color y los titulares altisonantes”. Una labor difícil cuando se trata de desviar la atención de lo que realmente le agrada a la gente: el pan y el circo.

Los periodistas analizaron la información y condensaron las noticias importantes. Pero el pueblo no quería oír hablar de derechos humanos, asesinatos selectivos o espionaje a nivel mundial. La sociedad quería turrón, así que los medios les proporcionaron turrón del bueno.

 Necesitamos delegar la toma de decisiones importantes en políticos o jefes que aprovechan dicha pereza para enriquecerse, ya estamos demasiado ocupados con el ocio o resolver los problemas que nos va creando el capitalismo día a día, necesitando alimentar nuestro mono consumista amaestrado. También cedemos nuestra capacidad de crítica y de reflexión intensa a un número limitado –pues no disponemos de tiempo infinito para establecer nuestros propios veredictos- de opinadotes interesados que se limitan a simplificar la información problemas para que el usuario de información no se sienta avasallado con tanto dato, desgranando la complejidad de los asuntos,  dejándolos en un cascarón de tópicos e irracionalidades del tipo “si eres independentista eres un rojo piojoso y si estás en contra de la independencia eres un facha redomado”.

 

¿Herodotodismo o Herodotodosis?

Tags

, , , ,

Heródoto, padre de la historiografía, dedicó su vida a registrar de la manera más fidedigna posible todos aquellos eventos relevantes de su pasado y presente. En una época tan remota,como el siglo V antes de Cristo, tal recopilación de información se conseguía por medio del diálogo y el viaje continuo. Heródoto cruzó centenares de kilómetros, sin carreteras, en condiciones pésimas, a través de una gran cantidad de culturas y leyes. En una época en la que, según nos han vendido, la vida no tenía ningún valor.

No creo que el nivel de criminalidad de aquella época fuera tan alto como para que podamos considerar que, el hecho de que Heródoto sobreviviera a todos sus viajes, sea un caso de pura suerte.  La bondad humana ha estado siempre más presente que la violencia indiscriminada. Heródoto se encontró con puertas abiertas, chimeneas encendidas y raciones compartidas. En varios libros me he encontrado con la explicación a la financiación de dichos viajes, especulan con la posibilidad de que contara las historias que había ido acumulando a cambio de alimentos, transporte o algo de dinero. Se sabe muy poco aquel antiquísimo viajante, así que relleno los vacíos en su biografía con imaginación.

Ignatius Reilly

Ignatius Reilly

Imagino que, con los años, fue adquiriendo una experiencia continua hasta convertirse en un gran orador, sabiendo qué historias podrían interesar más a sus oyentes para así conseguir mejores alimentos y viajes más largos. Aunque es posible que prefiriera comer con aquellos que siempre cuentan las mejores historias, evitando alejarse del pueblo raso y de su capacidad de ejercer como memoria de la humanidad.

Usar el nombre de Heródoto en este blog sólo significa que yo trataré de buscar sentido a las historias que recibo, pero con sólo un 3% de la intensidad del historiador. Formo parte de la generación más perezosa de todas.

Me preguntaré lo que no consiga resolver por mí mismo, sólo quiero terminar con la capacidad de comprender más enigmas de los que me rodean. Cuestiones como, ¿por qué los sindicados apestan cada vez más?¿Es el señor Wert tan mala persona como lo pintan? ¿El simple hecho de que tengamos un papa popular, hará que la humanidad olvide casi dos milenios de criminalidad eclesiástica? Para ello utilizaré el método de investigación más rastrero que conozco: la búsqueda en Google. Intentaré sacar información de otro tipo de medios, los libros tradicionales serán mi mayor vicio, y los videos de youtube, mi entretenimiento que, poco a poco, se acerca peligrosamente al nivel de vicio.

Así que, más que compararme con Heródoto, debería utilizar nombres como Ignatius J. Reilly, un gordo y perezoso recaudador de información innecesaria, con una prosa confusa pero hermosa.